viernes, 29 de agosto de 2008

Shadowrun: Epílogo

Epílogo

En la oscuridad de la noche una luz despeja las tinieblas de la cocina de Tyron cuando abre la nevera y agarra un pack de seis cervezas. Cuando vuelve a cerrar la nevera todo vuelve a quedar a oscuras. Quedaría muy bien en la ambientación que el silencio lo envolvía todo, pero en Seattle, las sirenas, los disparos, los gritos y los coches corriendo a toda velocidad por las calles son el “silencio” ambiental.

Tyron lleva las cervezas al salón y se sienta frente al Plasmavisor de 37” para ver una película y relajarse, tras hacer algo de zapping y ver las opciones de los canales deja puesto “Cazafantasmas® Vs. Gremlims®”, aunque le decepcionó ver que seguían mojando a Gizmo® con agua por “error” y los “hijos” de éste conseguían echar un bocado a horas desaconsejadas por la Sociedad de Padres Alimentadores Educativos (SPAE), desde siempre le gustó la escena en la que los fantasmas son liberados, Moquete y Gizmo se visten por primera vez los monos caquis y se echan la mochila al hombro para devolver a los espectros a su lugar, mientras fríen un par de culos verdes por el camino. Además, dicen las leyendas que cuando los fantasmas son liberados, en un fotograma aparece una imagen del reparto original, muertos hace un siglo, jugando a las cartas.

Ahora salgamos, en silencio, dejémosle relajarse tras un duro día de trabajo, salgamos por esta ventana que está abierta y movámonos rápidamente hacia el Oeste, si no tenéis vértigo y miráis hacia abajo veis las calles de Seattle pasar a toda velocidad bajo nosotros, el tráfico nocturno las ilumina, algunos destellos de un azul intenso nos indican donde está la juerga esta noche, pero ahora no nos interesa ver eso, yo os quiero mostrar otra cosa, mientras seguimos avanzando a toda velocidad y ascendemos podéis ver en el centro de la ciudad los super-rascacielos cuya cima se pierden en la eterna nube de polución, mientras que en los bordes las casas apenas llegan al rango de “chabolas”.

Vamos un poco más rápido, nuestro destino está lejos y el paisaje fuera de la ciudad no es demasiado vistoso en un mundo en que la vegetación cerca de las ciudades no dura demasiado y el terreno es reseco, pero a un par de cientos de kilómetros se encuentra una gran estructura artificial, vagamente podría recordarnos a la ciudad que acabamos de dejar, pero sólo por que sabemos que ambas han sido fabricadas por manos humanas, sin embargo aquí enormes chimeneas vomitan incansablemente una nube tan tóxica que si el viento la llevara a la ciudad, la población moriría rápidamente. Es una de las mayores fábricas que existen en tamaño, y es la que más cantidad de armas fabrica, de todas clases, de todos los tamaños, y siempre están inventando nuevos modelos.

En el exterior, hay tres muros defensivos rodeando el perímetro, torres de vigilancia con lo último en tecnología militar y armamento pesado, en el interior, disponen de armamento antitanque y antiaéreo. La base de la Mega-corporación Ares tiene fama de impenetrable y, de momento, todo el que ha intentado entrar, nunca ha llegado a salir de una pieza.

Si volvemos la vista por donde hemos venido podemos observar una nube de polvo que se va acercando, un aerodeslizador que ha vivido tiempos mejores, de color naranja, algunos agujeros de bala en la carrocería y mucha prisa por llegar allá donde quiera que se dirija, pero no parece haber muchas opciones. La carretera que siguen las tres sombras que hay en el interior sólo lleva directo a la fábrica que hemos visto hace un rato. Si los tres no tienen cita reservada es muy probable que lo pasen muy mal. Aunque es posible que lo pasen mal de todas formas.

Si uno tuviera muy buena vista, unos prismáticos de gran potencia, un telescopio, o simplemente estuviera cerca, vería que las tres sombras que hay en el vehículo no pertenecen a personas.

Una de ellas es un hacha.

Fin

Shadowrun: Capítulo 10

X

Como toda gran ciudad, Seattle se ve consumida por las obras, los encargados de dirigir una ciudad no pueden permitir que los ciudadanos se aburran conduciendo tranquilamente sus vehículos, ni pasear por aceras anchas y libres de obstáculos, deben poner vallas que corten calles, cambiar señales, hacer zanjas, ruido, obligar a cambiar de ruta, y sobre todo evitar llegar al destino de forma relajada, segura y a tiempo. Por ello las obras deben ser lo más ruidosas, molestas y sobre todo absurdas para mejorar la vida del ciudadano medio.

Pero a veces hay que hacer obras útiles y necesarias, pero no por ello menos molestas y ruidosas, un edificio ruinoso, con vigas oxidadas, debe ser convertido en un solar y en hamburguesas, respectivamente. Luego, tras un proceso arquitectónico, el solar será utilizado para levantar un nuevo edificio y las hamburguesas, tras un proceso digestivo, en la materia prima para la ropa de diseño.

En una de esas obras en las que se realiza un proceso arquitectónico, se escucha por las noches un sonido aterrador, un lamento que helaría la sangre de los muertos y sería demasiado cruel para formar parte del inventario de torturas del infierno. Sonaba como si un gato agonizante al que le estuvieran pellizcando los genitales con unas tenazas al rojo-blanco cantara una versión del “Hey Jude” de los Beatles.

Las ratas huían del sonido, los gatos morían si estaban demasiado cerca y los perros callejeros nunca se acercaban a menos de 4 kilómetros de distancia del lugar y del origen del sonido, el guardia de noche Arnaldo Thompson, que hace la ronda en el perímetro de la obra mientras cant… ejem… mientras su boca emite esos sonid… mientras perturba el orden público. “Jey yuuud, don meikit bad, teik a sad song an meikit... ¿PERO QUE COÑO?” Y se hizo justicia.

Los dioses de la música, las musas y la fauna de la zona vieron como una bola de metal surcaba los cielos de forma errática, cómo de forma descontrolada avanzaba hacia la estructura de metal del edificio en construcción, cómo dos figuras salían del interior de la bola de metal y sobre todo vieron cómo la bola de metal caía sobre Arnaldo.

Günther y Antoine, al no poder controlar el helicóptero, saltan cuando se encuentran sobre la estructura de vigas del edificio en construcción provocando que Günther se lleve un impacto brutal cuando cae sobre una viga con el torso y se queda agarrado a ella, mientras intenta recuperar el aliento, Antoine no tiene tanta suerte y falla al intentar agarrarse a la viga más cercana, golpeándose la cabeza contra otra viga inferior, tres pisos más abajo cae contra otra viga, resbalando de ésta, vuelve a caer, esta vez sobre un carro de materiales que rueda rampa abajo hasta llegar al final de la estructura y bajar en caída libre hasta que una montaña de escombros lo detiene.

Cuando Tyron llega a la obra Antoine ya ha salido de entre los escombros, su traje está sucio y roto por algunos sitios, Günther acaba de llegar al suelo y se acerca dolorido a sus dos compañeros “¿Su Günther anda como un cowboy?”, tras intercambiar unas palabras, Tyron le devuelve el hacha y corren hacia la moto.

Cuando las sirenas llegan a la obra, no queda ni rastro de ellos

Shadowrun: Capítulo 9

IX

Antoine corre escaleras arriba y abre de una patada una puerta, la luz del sol le ciega un instante y una corriente de aire le golpea lateralmente con fuerza cuando sale a la azotea del hospital.

Unos minutos después Günther y él vuelan en un helicóptero de transporte médico con un piloto y tres doctores a bordo, los cuales venían transportando unos arcones con órganos para transplantes que los enanos dejaron en la azotea para que fueran encontrados rápidamente y no se estropeen (si al final van a ser buenas perso… enanos, buenos enanos).

Antoine escucha la conversación que tienen Tyron y Günther por teléfono y se asoma por una de las ventanillas y le ve serpenteando con su mole de metal entre el tráfico, incluso apartándolo a patadas a veces, también algunos coches con luces en el techo les van siguiendo.

- Nos van a alcanzar ¿No puede ir más rápido?- Le increpa al piloto mientras agita una de las ametralladoras.

- Esto es un helicóptero de transporte médico, no está hecho para ser veloz, además el peso también nos retiene y…- Se detiene al ver la expresión en el rostro de los dos enanos cuando se miran.

Unos cientos de metros más abajo Tyron se detiene al ver que el coche que va por delante suyo es atravesado de arriba abajo por algo parecido a un asiento de helicóptero, cuando mira arriba ve caer instrumental médico, y más asientos antes de ponerse de nuevo en marcha, mientras más objetos caen sobre el tráfico, provocando accidentes, colisiones en cadena y atascos. Tyron esquiva una camilla que cae delante suyo y tiene que volver a cambiar de dirección cuando algo blanco cae encima de uno de los coches que tiene al lado reventándolo, al mirar al helicóptero para ver que ocurre, ve caer tres cuerpos del helicóptero hacia la carretera.

Tyron tiene un mal presentimiento cuando ve que una de las tres personas que han practicado paracaidismo sin una parte importante del equipo necesario, no viste una bata blanca y lleva casco.

En el helicóptero Günther mira hacia abajo cómo caen los cuerpos, asiente, y cierra la puerta.

- Bien Antoine, ya hemos perdido peso, sácanos de aquí.- Antoine se gira con una expresión de “¿Pero de qué mierda estás hablando?”

- ¿Yo? ¿No ibas a pilotar tú? Oh, mierda. No me digas que hemos tirado al piloto y tú no sabes volar en helicóptero tampoco.- Los dos enanos se miran unos instantes y luego se lanzan a sujetar la palanca de control del helicóptero.

Tyron, ve con horror como el helicóptero empieza a dar botes, giros bruscos y rota sobre si mismo sin control, por lo que acelerando da una patada a un autobús que está circulando por su derecha haciendo que se meta por la acera y poder pasar así entre dos coches. Frente a él se encuentra quizás lo único que puede salvar a los enanos.

Lo que quede de ellos luego es otra historia.

Shadowrun:Capítulo 8

VIII


Dentro de un universo vasto, pero finito al fin y al cabo, de neuronas, células grises, chispas eléctricas brillantes como novas y alguna que otra idea de inspiración pura, la consciencia de Günther resistía al colapso terminal. Su cerebro se había bloqueado para protegerse a sí mismo. Si no te quedas catatónico al ver un cañón de un arma de asalto desde el lado equivocado a menos de tres centímetros de tu cara; ver que su dueño convertirse en confeti con textura de la carne picada de los espaguetis a la boloñesa; y ver que te han disparado por la espalda… si después de todo eso tu cerebro no se protege, se sobrecarga y es probable que huya por el conducto auditivo más cercano, el cual suele situarse al fondo y a la derecha.

Es decir que, mientras la parte mental estaba activa, la física no. Sería bonito decir que mientras estuvo en ese estado se dedicó a pensar en el sentido de la vida, en como erradicar el hambre en el mundo, o en cómo hacer felices a sus vecinos. Sí, sería bonito, pero sería mentira (y nada de decir que esto que estás leyendo es mentira, por que no lo es, esto es ficción, es decir, que no es real. Si te gustara leer mentiras estarías leyendo promesas electorales).

En realidad Günther pensaba en sus amigos que se encontraban preocupados por su vida, que le han llevado al hospital corriendo y que siempre que los ha necesitado han acudido en su ayuda. Pensaba en ellos, en como arrancarles las piernas y golpearles repetidamente con ellas en la cabeza hasta que murieran por haberse olvidado a Betsy en ese horrible lugar, dejándola sola e indefensa, donde cualquiera podría alargar la mano, hacer unos cuantos movimientos pendulantes, sacarla del agente muerto y llevársela para practicar cualquier perversión que tuviera en mente. Nunca se lo perdonaría.

También pensaba en apodarse Gunther “Schröddinger” pero lo desechó al cabo de un par de minutos, debido a que habría poca gente que supiera un poco de mecánica cuántica, y tampoco abunda la gente a la que le gusten los gatos, y menos los que pueden estar vivos y muertos a la vez. Pero bueno, sólo era una idea.

El matasanos estaba haciendo un trabajo decente, y los calmantes contribuyen a deshacer el nudo mental de Günther, el cual, al poder mover los músculos de su cuerpo, deja inconsciente al doctor de un golpe, y mete 100 plásticos en su bolsillo como agradecimiento por su buen trabajo, si hubiera sido chapucero no se habría mostrado agradecido y le habría hecho cosas desagradables con un bisturí, un mechero y un bocata de chorizo. El bocata lo usaba cuando le entraba hambre y se tomaba un descanso para luego retomar las cosas desagradables con más ganas.

Un par de minutos después, tras unos gritos, collejas y pellizcos en las tetillas Günther y un dolorido Antoine se dirigen a la entrada del hospital para marcharse.

Entonces vuelven a oír sirenas.

Shadowrun: capítulo 7

VII

Tras el tiroteo Tyron y Antoine corrieron hacia Günther que estaba en el suelo, pálido, con la mirada perdida, abriendo y cerrando la boca como un pez, y sangrando por dos orificios de bala en la espalda.

- Mira lo que has hecho.- Espeta Tyron a Antoine.- Le has pegado dos tiros a tu primo por la espalda ¿Por qué lo has hecho?

- Yo…-balbucea Antoine.- No quería… la ametralladora se habrá disparado sola o algo así.

- La maldita ametralladora no se ha disparado sola.- Tyron le mira fijamente.

- Que sí, que se ha disparado sola.- Antoine agita las manos desesperadamente.- Da igual, tenemos que llevarle a un hospital.- Observa un instante a Günther.- Y rápido, esa mirada no me gusta nada.

- De acuerdo vamos

- ¿Cómo que vamos?

Unos minutos más tarde una moto corre a toda velocidad por las calles de Seattle esquivando el tráfico. Un Troll la conduce tranquilamente, sentado en el asiento. Un enano herido, cuya consciencia se encuentra caminando por la cuerda floja, está tumbado boca abajo en el espacio entre el Troll y el manillar de la moto. Otro enano se encuentra de pie aferrándose como puede a la gabardina de cuero del Troll mientras intenta no caer de la resbaladiza moto. Detrás suyo, la moto va dejando un reguero cada vez menor de pedazos más o menos sólidos cuando se van desprendiendo de la carrocería por la velocidad.

En el interior del hospital la gente salía corriendo a su paso, TODA la gente. El ver a un Troll armado con un cañón de asalto llevando a un enano herido y les acompañe otro enano con cara de mala leche portando dos ametralladoras, no provoca que la gente se acerque, lo que suele provocar es que la gente cambie de país, continente o sistema planetario.

Tyron decide usar su diplomacia y dando tres zancadas y media alcanzó a un médico que huía de la zona, le cogió de la pechera con una sola mano y lo alzó para ponerlo a la altura de sus ojos.

- Escuche Doc, mi amigo necesita que alguien le saque unas balas, le cure, le cosa y le devuelva a la consciencia, y ese alguien es usted.

- Pero… pero…- empezó a gimotear el Doctor.

- No hay peros Doc, usted hágalo, o si no, mi amigo.- dirigió la mirada a Antoine, el cual todavía portaba las ametralladoras no parecía la persona más indicada para presentar una queja.- se mostrará menos amistoso que yo. ¿me ha comprendido?

- Sssisssi

- Perfecto.- Antoine hace un gesto a Tyron.- Discúlpeme un momento. ¿Qué pasa?

- El hacha de Günther no está.- Dijo antoine

- ¿qué?

- El hacha… nos la dejamos en la calle, recuerdo que Günther se la clavó a un agente, no pudo sacarla… y sabes como se pone cuando no tiene el hacha cerca.

- Dioses… ¿qué vamos a hacer?- Tyron mira alrededor y sólo ve pasillos vacíos, Günther en una camilla mientras el Doctor coge el material necesario y a Antoine.

Varios minutos después Tyron hacía el camino de vuelta con el Pony, realizando una parada necesaria por el camino, no tardó mucho y aunque hizo algo no permitido no tuvo ningún problema a la hora de marcharse, a fin de cuentas a los empleados de los auto lavado no les pagan lo suficiente para interponerse en el camino de un Troll armado cuando entra dentro del túnel con su moto para limpiarse la sangre que ambos llevan encima.

Con la moto limpia y oliendo ligeramente a limón, Tyron aparca la moto cerca de la zona de la matanza, y atravesando las cintas de no pasar va directamente a la bolsa de cadáveres que abulta más verticalmente “Hola, ¿tienes un hacha de más de metro y medio clavada en el pecho o es que te alegras de verme?”, la abre y extrae el hacha del cuerpo del agente. Un rato después la moto está en marcha.

Cerca del hospital se detuvo, el edificio estaba rodeado y había demasiados agentes como para intentar nada, por lo que saca su móvil y llama a Antoine, cuando descuelgan el que está al teléfono es Günther.

- Ya era hora de que llegaras maldito pulgoso, ¿tienes a Betsy?

- ¿Betsy? ¿Llamas a este pedazo de metal Betsy y me das la murga por que a mi moto la llamé “Pony”?

- Bien.- continua Günther sin hacerle caso.- Tenemos que irnos, luego te llamo

- ¿Cómo que os vais? El edificio es una maldita ratonera y está completamente rodeado.

- Mira arriba.

Tyron alza la vista, se queda con la boca abierta unos instantes y luego salta de nuevo a la moto yendo a toda velocidad entre el tráfico. “La enana que los parió” pensó Tyron.

Shadowrun: Capítulo 6

VI

No es buena idea montar bronca cerca de una oficina de seguridad, son duros, profesionales y bien armados. Siempre atacan de forma contundente por que nunca se sabe cuando se van a encontrar a un Runner, pueden dar la impresión de disparar primero y preguntar después, pero es un error, nunca preguntan, sería perder el tiempo.

El agente Morris lo tenía muy claro, y le gustaba como funcionaba el sistema, bueno, en realidad lo que le gustaba era tener permiso legal para patear culos, golpear cabezas y disparar indiscriminadamente con armas grandes.

Lo único malo que le veía al trabajo era la incomodidad a la hora de entrar en acción, el equipo de protección limitaba un poco sus movimientos y picaba, pero era necesario si querías sobrevivir lo suficiente para que pudieran remendarte después de una escaramuza, los bancos del interior del transporte te dejaban el culo plano y la parte trasera del furgón no era lo suficientemente amplia para los ocho agentes que iban atrás, encima el agente Utrik volvía a contar la historia de cuando vivía en el campo y su padre le trajo del huerto un par de pimientos morrones genéticamente alterados que le cantaban Love Me Tender cuando se iba a dormir.

Los frenos chirriaron, las ruedas se deslizaron sobre el asfalto dejando negras cicatrices y la furgoneta derrapó cortando la calle. Un ominoso silencio llena la calle hasta que se interrumpe cuando todas las puertas se abren y los agentes salen rápidamente del vehículo.

Cuando Morris sale, lo hace ligeramente agachado y con el arma a punto quedándose al lado de la furgoneta para usar la puerta de protección adicional mientras echa un vistazo para localizar a los objetivos, cuando lo consigue ve una escena que no olvidará mientras viva, un enano corre directo hacia ellos blandiendo un hacha más grande que él y se abalanza sobre el agente Utrik partiéndolo casi por la mitad, el crujido que detiene en seco el hacha casi le hace soltar su arma. El enano intenta sacar el hacha del ya ex-agente Utrik pero está atascada y a cada tirón el cuerpo sufre un espasmo involuntario, aprovechando eso, otro agente apunta a quemarropa al enano, y cuando su índice empieza a aplicar presión sobre el gatillo, es convertido en una masa volante de carne picada troceada y lista para servir, el arma del Troll expulsa un aro de humo y vuelve a estar lista.

Mientras tanto el otro enano (que mal le sienta el traje al jodido) ha abierto el maletín que lleva (¿cómo ha hecho para entrar ahí dentro?) y ha sacado dos ametralladoras ligeras (y encima lleva corbata) con las que empieza a barrer a tiros la calle de extremo a extremo (¿Para que lleva la corbata? La barba se la oculta casi siempre) y Morris oye los impactos en la puerta cuando se cubre tras ella y cuando se asoma ve que seis agentes más han caído y que el enano del hacha está en el suelo, su mirada se cruza con la de otro agente que está en el extremo opuesto y, sin decirse nada, salen corriendo a la vez huyendo de la zona.

Morris corre con todas sus fuerzas, y por el rabillo del ojo comprueba que el otro agente no se queda corto, si consiguieran llegar a un cruce o a un callejón estarían a salvo y podrían pedir refuerzos, sí, allí delante hay una calle estrecha si la alcanzaran estarían a salvo…

Una ráfaga corta el hilo de pensamiento de Morris que ve como el otro agente es impactado y rueda por el suelo, desmadejado, cuando cae. Morris aprieta el paso. Quedan tres metros. Una maldición llega a sus oídos cuando el enano comprueba que se ha quedado sin balas. Dos metros. La abertura entre los dos edificios se asemeja al paraíso. Un metro. Un rugido atronador suena a la espalda de Morris cuando el Troll dispara y le acierta en la espalda.

Cuando sale volando, impulsado por el impacto hacia delante, lo último que pasa por la cabeza del agente Morris, es una farola.

Shadowrun: Capitulo 5

V

La vida no es justa, pensaba Tyron, Günther y Antoine estaban dentro del edificio perteneciente a la Mega-corporación de seguridad para ver si tenían algún trabajito, a él le habían expulsado del edificio. ¿Cómo puede alguien enfadarse cuando le llamo “hijo de una Banshee”?, vale, a mí me lo dice alguien y le arranco los brazos, pero eso es diferente. Bueno, esperemos que consigan algo de trabajo, si no, me veo atracando a cualquiera que tenga más plásticos que yo, por ejemplo las ratas del vertedero. Quizás me esté haciendo viejo para esto.

Al cabo de un rato los dos enanos salen del edificio y le explican que no había nada, quizás en el bar de Tom El Rancio hubiera más suerte a la hora de encontrar clientes.

- Más nos vale- se quejó Tyron.- tal como va yendo la semana sólo me falta que alguien prenda fuego al edificio donde vivo o me roben la moto.

- Sobre eso… ¿Aquella moto que intentan mover esos tres tipos no es la tuya?- Tyron mira hacia la dirección que señala Antoine, palidece y corre como un camión descontrolado hacia su moto mientras se echa la mano a la espalda dejando atrás a los dos enanos que le intentan alcanzar.

- ¡PEROQUEOSCREEISQUEESTAISHACIENDOPANDADESUSTANCIAOS!

La gente que pasea por la calle grita y corre alejándose de un Troll colérico con un arma que mide más que algunos de ellos, el cual, apunta al ladrón que le está mirando y dispara.

Lo último que el mundo escuchó de John Cartorco fue… Splotch. Lo que quedó de él estaba esparcido en 5 metros a la redonda, sus compañeros y la moto de Tyron se unieron íntimamente con John cuando quedaron cubiertos por la lluvia de sangre y pedazos.

Uno de los compañeros de John salió corriendo, resbalando cuando pisaba algún charco, pero sin llegar a caer, alejándose todo lo posible del peligro, pero no llegó muy lejos antes que Antoine le vaciara un cargador de su pistola automática Ares-3000® (con reproductor MP6) y le convirtiera en una masa de carne muerta en el asfalto.

El otro compañero no fue lo suficientemente rápido y Günther dio rápida cuenta de él con su hacha. Tyron estaba levantando la resbaladiza y pegajosa moto del suelo mientras se quejaba de cómo se la habían dejado.

Entonces oyeron las sirenas.

Shadowrun: Capítulo 4

IV

Los atracos, hurtos y robos también son comunes en Seattle, como en cualquier ciudad, la gente no siempre tiene plásticos suficientes para sobrevivir y lo único que queda es quitárselo a los que lo tienen, a veces sin violencia, a menudo con ella. Como en toda gran ciudad también hay bandas, delincuentes con una cierta organización, a menudo se basa en “yo mando, y el que tenga algo que decir le rompo la cabeza”, y como es habitual compiten y guerrean entre ellas. Toda banda que se precie tiene un nombre.

John Cartorco, pertenece desde hace un año a la banda de Los Huevos Podridos, personalmente le hubiera gustado formar parte de Los Desgarradores De Almas, o de los Espectros Del Averno, incluso preferiría formar parte de Las Polillas Sanguinarias de no ser por que todas las integrantes son mujeres; pero solo Los Huevos Podridos le aceptaron, también es cierto que había otras bandas peores que ellos, Los Carapollo, en honor a su fundador Hans Carapollo Grübber, o Las Pulgas Flatulentas.

Lo malo de pertenecer a una banda de bajo status es que quieres que suba puestos, y la única forma de conseguirlo es haciendo cosas peligrosas o estúpidas, aunque a menudo suelen ser ambas cosas.

Cuando John ve una moto enorme aparcada en la plaza del Plenilunio la idea de que su dueño pueda volver y con intenciones no amistosas ni se le pasa por la cabeza, y sólo piensa en el beneficio que podría sacar con ella y en que la banda podría subir unas décimas en el escalafón de la ciudad.

Con ayuda de dos miembros de la banda la cogen del manillar y la intentan mover, el esfuerzo es considerable, la moto pesa mucho y no es como empujar un coche, ya que las cuatro ruedas de un coche le proveen de un equilibrio inherente que la moto no tiene.

- ¡PEROQUEOSCREEISQUEESTAISHACIENDOPANDADESUSTANCIAOS!

Un rugido atronador resuena y cuando John alza la vista ve a un Troll furioso a varios metros de distancia apuntándole con algo desagradablemente parecido a un arma MUY grande… un instante después no quedaba nada de John que pudiera ver algo.

Aunque la magia haya vuelto y el mundo se haya movido, la selección natural sigue existiendo.

jueves, 28 de agosto de 2008

Shadowrun: Capítulo 3

III

Una rugiente masa de metal pasa volando entre dos coches, una bala negra de una tonelada y media se desplaza en zig-zag esquivando el tráfico de los 12 carriles de la Super-Autopista que rodea Seattle, cuatro metros de largo, uno y medio de ancho, dos ruedas y un Troll conduciéndolo a 200 km/h, en la parte trasera de la moto en pequeñas letras llameantes se lee “Pony”.

Tyron aparcó el Pony en un plaza donde le esperaban dos enanos que parecían haber salido de una secadora con piedras en su interior, al desmontar cogió a Tranca, su equipaje de mano, “nunca salgas de casa sin Tranca” era su lema, básicamente era un tubo de metro y medio con una boca de 35cm. de diámetro y un gatillo, lo más útil que se puede decir con ella es que cuando se usa es mejor no estar delante de ella.

- Günther…- Tyron saludo a un enano de barba castaña y ojos marrones vestido con pantalones de cuero negro y una cazadora holgada que, aunque no impedía ver el hacha que sobresalía tras Günther, sí que permitía ocultar un par de armas automáticas y el chaleco antibalas.

- Hola Tyron, seguro que recuerdas a mi primo.- contestó Günther con una sonrisa, señalando al otro enano.

- Antoine…- El “primo” de Günther vestía un traje negro, camisa blanca y corbata, pese al estilo elegante del traje, en un enano no quedaba tan bien., En una mano llevaba un maletín que Tyron conocía como “la pequeña caja de los truenos”- ¿Qué os ha pasado?

- Tuvimos un ligero contratiempo en el metro.- Contestó Antoine, una sonrisa poco amistosa afloró en su rostro.- Con una pandilla de Orcos, pero no creo que vayan a molestar a nadie más durante una temporada.

El sonido de unas sirenas se acercaba rápidamente a ellos y vieron pasar unas ambulancias en dirección al metro. Tyron miró un rato la calle por la que desaparecieron y con un “vamos” caminaron tranquilamente en dirección contraria, a ver si tenían suerte.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Shadowrun: Capítulo 2

II

Pero la vida de un Runner no es mágica, siempre en peligro, siempre en las sombras, siempre dependiendo de que haya otro trabajo peligroso cuando has terminado de curarte las heridas, para pagar el alquiler y quieres tener algo no caducado en la boca. Y si eres un Troll de más de dos metros de altura, tu alquiler es mayor por que ocupas más, la comida es más cara por que necesitas más cantidad y Tyron es grande incluso para los Trolls.

Son malos tiempos para un Runner, no hay trabajo, las Mega-corporaciones están en uno de esos raros momentos en los que todas están haciendo balance y no se hostigan las unas con las otras, están esperando el momento propicio para atacar y hasta ese momento… los Runners están en paro. Siempre habrá algún trabajillo de un particular para asesinar al amante de una esposa, o de una banda pequeña que quiere dar un golpe a otra banda, pero el pago suele ser malo, y algunas bandas suelen preferir pagar con un crucero flotando boca abajo en el río.

Una luz verde parpadea en la pared sobre un pequeño monitor, y cuando Tyron acciona el botón que hay al lado el monitor se ilumina mostrando una barba con un par de ojos encima.

- ¿Qué quieres pequeña bola de pelo?- Le espeta Tyron al enano de la pantalla

- Mira quien fue a hablar, Mr. Cornudo 2150- replica el enano-. Al menos yo no tengo pulgas entre mi pelo.

- Claro, como por arriba eres más calvo que una boca de incendios… ¿Es para saber cuando llueve?

- Tendría que esquilarte con mi hacha y hacer un par de colchones para que sirvieras de algo.

- Al menos si hablara con tu hacha, me tendría que agachar menos que contigo, un arma tan grande es un estorbo.

- ¿Tienes envidia de mi arma, pichurrín?

Tyron mira fijamente la pantalla sin decir nada, el enano mantiene la mirada fija en sus ojos, y al cabo de unos segundos estallan en carcajadas.

- ¿Pichurrín?- logra articular Tyron entre risas e hipidos- ¿Usas una palabra que ya era antigua en el siglo pasado?

- Es que me lo has puesto a huevo.- un instante de silencio sigue a sus palabras y un nuevo estallido de risas resuena en el edificio de Tyron.

Unos minutos después tras un par de chistes verdes seguidos de más risas Tyron y el enano hablan de negocios.

- Esta situación es un asco Günther.- Se queja Tyron al enano.- Yo necesito plásticos para la casa, comer y el mantenimiento del Pony.

- ¿Todavía conduces ese cacharro?- El monitor muestra un primer plano de Günther que se ha acercado a la pantalla con cara de asombro.

- Hey, “ese cacharro” nos ha salvado el culo más de una vez. Pero no cambies de tema, sé que necesitas los plásticos tanto como yo. ¿Me equivoco?

- No, pero ¿Qué propones?

Tyron se lo contó.

martes, 26 de agosto de 2008

Shadowrun: capítulo 1

La magia ha vuelto al mundo.

Corre el año 2.150 y el mundo se ha movido, la magia y las criaturas que todos pensábamos que pertenecían a las leyendas o al exceso de imaginación de ciertos escritores han vuelto a reclamar un pedazo del pastel que es la Tierra. No salieron de debajo de las piedras ni nada de eso, simplemente, algunos humanos cambiaron, o nacieron con su forma verdadera; al principio fue un tanto caótico, padres en shock al ver que su hijo tenía cuernos, o ver que tu compañero de trabajo desde hace 14 años ha pegado un estirón y tiene unos colmillos casi tan grandes como tu cabeza, no tiende a provocar la alegría y la concordia en el mundo. Ahora nadie desentona, aunque, como siempre, habrá radicales en todos lados, pero todos estamos en el mismo barco.

La magia ha vuelto al mundo

Pero el poder se encuentra en las Mega-corporaciones que gobiernan con mano de hierro las extensiones urbanas de la Tierra. En el siglo XX la competencia provocó la fusión de multinacionales en corporaciones, y estas se unieron formando corporaciones mayores todavía. Las Mega-corporaciones mantienen guerras entre ellas creando y destruyendo alianzas, robando proyectos, secuestrando, extorsionando, chantajeando, asesinando.

Debido a que las Mega-corporaciones deben mantener una legalidad de cara a la mayor parte de la población surgieron los Runners, mercenarios especializados dedicados a realizar los trabajos sucios para que las Mega-corporaciones no se manchen las manos.

Los Runners hacen lo que hacen por varios motivos, todos cobran los plásticos que les pagan por los trabajos, pero lo que les mueve a arriesgar su vida y arrebatársela a otros es más variado: más dinero, poder, deseo de aventuras, odio a alguna Mega-corporación, ansia de sangre...

Sí, la magia ha vuelto al mundo


Con sangre, sudor
y dados se forjan las leyendas

sábado, 23 de agosto de 2008

De repente un extraño

Llego al fin a casa, un suspiro de alivio sale de mis pulmones cuando cierro la puerta a mi espalda, dejo la bandolera en la mesa del salón y la camiseta en el respaldo de una silla antes de dirigirme a la cocina en busca de algo de comer, que ya es hora. Tengo suerte, hoy hay filetes rusos, cojo unos cuantos, una jarra de agua, pan y un tenedor.

Me siento frente al ordenador para terminar de ver un capítulo de una serie mientras como tranquilamente. Tras unos minutos y varios filetes menos llaman a la puerta, (qué oportunos), voy a ver quien es, probablemente sea mi padre, que se ha vuelto a dejar las llaves en casa (lo raro es que se las lleve), los vecinos de al lado, o algún miembro de la comunidad, en otras circunstancias pasaría y haría como que la casa está sola, sobre todo si oigo que llaman a las demás puertas ya que significa que es alguien pidiendo, pero hoy me siento buena persona y me levanto.

Mis zapatillas crujen de puro viejo, mi madre va a tener razón tras 4 años diciéndome que las tire, pero de momento me han servido bien, y es ahora cuando están rompiéndose, 4 años son 4 años más que las zapatillas nuevas van a durar (o no si son malas), pero ahora hacen un ruido atronador en mitad del silencio de la casa vacía.

Llego a la puerta, mi mano se acerca al pomo de la puerta… lo coge… su fría figura es envuelta entre mis dedos cuando lo suelto rápidamente, la sangre ha dejado el estómago y ha llegado al cerebro, al menos lo suficiente como para pensar. El timbre… no ha sonado como cuando llama alguien de la comunidad o los vecinos de al lado, y seguro que no ha sonado como llama mi padre, que parece que va a quemar el timbre…

Miro por la mirilla, media sombra aparece ante mis ojos, las luces del portal están apagadas y el frente de la puerta está despejado… o lo estaría de no ser por un hombro, un brazo y media cabeza que veo en el extremo más cercano a la escalera, “ello” (no se si es un hombre, una mujer o un Sasquatch debido a la oscuridad predominante), parece estar con medio cuerpo al nivel del suelo y la otra mitad en el primer o segundo peldaño de la escalera. Definitivamente no es mi padre ni los vecinos de al lado.

Me quedo en silencio mirando a “ello”, por suerte los idiotas de los vecinos de arriba están practicando su deporte preferido, mover muebles lo más ruidosamente posible, por lo que mi llegada ha pasado inadvertida y puedo observar inmóvil a “ello”. Pasan los minutos, ninguno de los dos se mueve, advierto que en la mano que se ve, hay o una pequeña mochila, o un casco. Sigo sin tener ni idea de quien o qué es, pero empiezo a ponerme nervioso, aunque me mantengo inmóvil, controlando mi respiración y sin emitir ningún sonido.

“Ello” parece impacientarse también y modifica su postura, se pega más a la pared en un intento de esconderse, pero, o sorpresa, mi mirilla me permite ver la escalera casi totalmente, algo que había considerado imposible toda mi vida, ahora me resulta de lo más práctico y me tranquiliza saber que lo tengo vigilado en todo momento.

La tranquilidad desaparece completamente cuando “ello” se mueve lentamente y lo que veo es que su cuerpo permanece inmóvil, pero su cuello se estira como un chicle y su cabeza se acerca a la mirilla mirándola fijamente, no le veía los ojos, ni la cara, pero estaba mirando a la mirilla, y por ende, estaba mirándome a mí… aunque sin verme (o eso es lo que creo)

Un par de minutos después parece que se cansó de mirar por la mirilla y volvió a su posición anterior… y la luz se hizo, uno de los vecinos de las plantas superiores había salido de casa y había dado la luz de la escalera. Al fin pude ver a “ello”, un varón, un poco más alto que yo, con camiseta y vaqueros, un casco de moto en la mano izquierda con un tono de piel no tanto moreno, como amarronado, pero eso no me importaba tanto como el qué cojones estaba haciendo el tipo ese en mi portal, frente a mi casa y acechándome.

Estaba tentando de ir a mi habitación, coger una daga y una espada corta, pero deseché la idea por que eso significaba perderle de vista, y moverme podía delatar mi posición al otro lado de la puerta. Estuvimos 10 minutos más así, él se sentó en las escaleras, se volvió a levantar, acercó su cara a la mirilla (que tío más feo, parecía un efecto especial) y se volvió a sentar.

Unos minutos más tarde se levanta y baja las escaleras, por mi parte voy corriendo a la habitación, busco las llaves, las cojo, dejo un aviso en el msn de que me iba por una alerta naranja y salgo de mi casa mirando antes por la mirilla por si había vuelto a la misma posición.

Nada más salir cierro la puerta, bajo las escaleras tranquilamente (al menos aparentaba estar tranquilo “¿Es que no oís ese espantoso corazón?”) y lo encuentro en el tramo que hay entre el primer piso y el portal. Paso frente a él despacio, intentando recordar su pelo corto, negro y tupido (parecía un puto bonsái negro) sus ojos alertas que rezumaban un “me han pillado”, nos cruzamos un “buenos días” mientras sigo bajando. Al llegar abajo me cruzo con una vecina, charlamos sobre el tiempo, el trabajo, el hambre que tiene… mientras yo tengo una parte de mí alerta por si se mueve “ello”, cuando va a subir al ascensor hago como que me he dejado algo en casa y subo con ella.

Mientras el ascensor asciende la informo sobre “ello” y al llegar a su piso, ella vive debajo mío, me bajo con ella y miro por las escaleras, “ello” no está, pero oímos la puerta de la calle que se cierra.


“Ello” ha desaparecido pero… ¿Volverá?, quien sabe.

Que no,

no queremos otra

enciclopedia




lunes, 18 de agosto de 2008

R.P.G.

Un Rocket Propelled Grenade o R.P.G. es un lanzacohetes. Un arma antitanque muy utilizada por casi todos los ejércitos del mundo.

Un R.P.G. también es un Role-playing game o videojuego de rol. Se le llama así por que suele compartir con el rol tradicional las estadísticas de personaje, pero aunque incluya la palabra rol, y su popularidad haya ascendido durante los últimos años, no pueden considerarse juegos de rol al uso.

He jugado a pocos RPGs y de varios tipos. El primer RPG al que jugué fue al Shining Force 2 en el que desplegabas a los personajes en los combates por un "tablero" en el que te enfrentabas a los enemigos. Nunca me gustó el final del juego, pero la historia estaba muy cuidada y la trama muy bien entrelazada.

El Shining Force 1 me dejó mejor sabor de boca al final y, aunque la historia no me gustó tanto, mereció la pena jugarlo.

Breath of Fire 4 fue el primer RPG "típico" al que jugué, combate por turnos... batallas aleatorias.. una larga historia y un gran número de personajes. La particularidad de este juego es que no tienes que "sacrificar" a los personajes de tu grupo a la hora de la lucha, y puedes pelear con los 6 personajes protagonistas a la vez.

Pero para mí, la joya de la corona es Chrono Cross, un montón de personajes, de historias, de aventuras, condensadas en dos cds, disfrutando cada minuto del juego.

Ven conmigo
si quieres vivir



miércoles, 13 de agosto de 2008

Misterios a golpe de ratón

Como el tema de ayer atrajo muchas miradas hablaré de las aventuras gráficas. Para conocer el origen de las aventuras gráficas tenemos que remontarnos a la prehistoria, donde un ordenador era un teclado, los juegos venían en cinta y la potencia de los ordenadores se medían en 24, 48 o 128 Kbs de Ram. Cuando los gráficos no eran lo más atrayente de los juegos (bastaba con que se parecieran a lo que debían ser, y el color solo llegaba a los juegos más potentes) la historia debía ser atrayente, entonces nacieron las aventuras conversacionales.

De las aventuras conversacionales más famosas y populares de la época se encontraban "La abadía del crimen", nombre que se dió al juego conversacional del Nombre de la Rosa, y el Quijote.

Las aventuras conversacionales usaban comandos como: N,S,O,E (para moverse siguiendo los puntos cardinales), arriba, abajo, izquierda, derecha (para moverse, por ejemplo, en interior de edificios), coger, soltar, beber, comer, cantar ("cantas fatal" decía un juego de estos muy cachondo él). No era muy vistoso, pero es lo más parecido a un juego de rol que he visto nunca... o lo sería de no ser por que a veces el juego no entendía lo que decías. Ej. "agarrar botella" no lo entendía, pero sí "coger botella" por lo que era bastante limitado.

La evolución llegó con la llegada de los PCs el Leisure Suit Larry, King Quest o Maniac Mansion fueron las primeras aventuras gráficas pero luego llegaron grandes sagas de leyenda y hoy voy a hablar del Broken Sword.

Todo comenzó en una soleada y tranquila tarde en París, y George Stobbard, ciudadano americano, disfruta de un café en una terraza parisina cuando ve entrar a un hombre mayor dentro de la cafetería, un acordeón taladra sus oidos y cuando gira la cabeza ve un payaso tocando el instrumento, pero tiene que sufrirlo poco ya que entra a dar la murga en la cafetería.
Al Cabo de un rato Stobbard ve como el payaso se va corriendo con un maletín... y la cafetería estalla dejándole herido leve bajo los escombros.

Así comienza una gran aventura gráfica, en el papel de George "vozdepalo" Stobbard intentar descubrir quién y porqué ha provocado el atentado se convertirá en una obsesión, solamente frenada por... la p*t* cabra de los c*j*n*s.



Luego retomaron la aventura en la segunda parte, en el que George junto a Nico, una reportera que conoció en el primer juego van a visitar a un famoso explorador y claro.. pasa lo que pasa...



Después de estas aventuras hubo dos Broken Swords más, del cual dicen que el tercero da asquito por que la jugabilidad da pena (soy de la opinión que es mejor dejar un juego en 2D y mejorarlo artísticamente que ponerlo en 3D y joderlo del todo, hay demasiados ejemplos de lo segundo caso y menos del primero), y el cuarto parece tener buena pinta, así que cuando lo juegue lo comentaré.

"¿Te gusta mi pelo?"
"NO"

martes, 12 de agosto de 2008

Point & Click

En los juegos de ordenador las aventuras gráficas son un género que siempre me ha atraido, esos juegos en los que solo utilizas el ratón para ver, hablar, coger ycombinar objetos para ir avanzando en la aventura mientras te cuentan una historia.

Voy a poner como ejemplo el juego Still Life, ya tendré tiempo de hablar sobre otro títulos como Monkey Island, Longest Journey, Syberia, Loom...





La historia gira en torno a una serie de asesinatos, los cuales, como agente de policía, debes resolver, el asesino es muy inteligente, concienzudo, experto... y brutal, extremadamente brutal, no es el tío Jack, pero se le acerca bastante. Un guión depurado, unos escenarios cautivadores y una banda sonora magnífica hicieron que este juego tuviera un lugar de honor entre mis cds durante mucho tiempo, y todavía sigo echando mano a él cuando quiero disfrutar de una buena historia.

Van a sacar una segunda parte del juego utilizando a la misma protagonista, así que cuando le eche mano hablaré de ello (y le tengo ganas)


Háblame de Loom


lunes, 11 de agosto de 2008

No solo palabras

Aunque mi hermosa Logabe y yo solemos estar de acuerdo en muchas cosas, es probable que un punto, en un futuro hipotético, en el que no estemos de acuerdo, en un primer término, sea en el nombre que pondríamos a los hijos. Ahhh uhhhh, gritos de conmoción y manos airadas se alzan en este punto pero.. ¿acaso no habéis leido la parte de "futuro hipotético"?

Sin embargo estamos de acuerdo en que si todo nos sigue yendo bien, si conseguimos un pisito donde vivir los dos, un trabajo estable que nos permita vivir de forma desahogada y no nos hemos tirado más que el uno sobre el otro... después de todo lo anterior nos plantearíamos tener la parejita (preferiblemente niño-niña)




Y estoy convencido en que NO vamos a ponerle ninguno de los siguientes nombres:

- ABDON: siervo de dios
- ADALBERTO: Brillante por su naturaleza
- ADALGISA: Lanza de la nobleza
- ADELA: De noble Linaje
- ADELINO: Amigo de noble estirpe
- AGRIPINO: El que nace con los pies para afuera
- AGUSTIN: Sagrado, Divino
- AMERICA: Poderosa en el trabajo
- AMPARO: La que da amparo (vaya que original XDDD)
- ANACLETO: El que fue invocado
- ANGELICA: Como un ángel
- ANICETO: El invencible
- ANTOLIN: El que pertenece a la familia de Antonio
- ANUNCIA: Referente a la Anunciación a María
- AQUILINA: Aquel que lucha sin espada
- ARGIMIRA: Marina
- ARGIMIRO: Ejercito famoso
- ARSELIN: (no encontrado)
- ARSENIA: Enérgica, fuerte, valiente
- AUREA: La de cabellos rubios
- AURELIA: Dorada
- AURELIO: Brillante
- BALDOMERO: Audaz
- BELARMINA: Audaz en la protección
- BENIGNO: El Pródigo, el que hace el bien
- BENJAMIN: Último nacido o hijo de la derecha
- BERNARDINO: Oso fuerte o guerrero fuerte
- BIENVENIDO: Buen augurio para el nacido
- BONIFACIO: Benefactor
- CAMILO: Ministro o relativo al Dios Camilos
- CARLOTA: La que es fuerte
- CASIMIRO: El que impone la paz
- CEFERINO: El que acaricia como el viento
- CELESTINO: Que viene de los cielos
- CELINES: Que viene del cielo
- CELSA: De altura espiritual
- CELSO: Elevado
- CESAREO: Hombre de larga cabellera
- CIPRIANO: Consagrado a la diosa Venus
- DALSIRA: (sin significado aparente)
- DOLSE: Dulce
- DOMINGA: El día del señor, perteneciente al señor
- DONINA: Don de Dios, regalo de Dios
- EFRAIN: El fructífero
- EUFEMIA: De buena palabra, elocuente
- EUSTAQUIO: Cargado de espinas
- EVANCIO: (no tiene significado)
- FAUSTO: Feliz, a quien favorece la suerte
- FELISA: La que siempre está feliz
- FIDENCIO: Confiado, sin miedo, seguro de si mismo
- FILIBERTO: Que brilla como el oro
- FILOMENA: La muy amada
- FLORENCIO: En flor, florido
- FLORENTINA: Floreciente.
- FRANCISCA: Abanderada
- FULGENCIO: Reluciente, refulgente
- GENARO: Consagrado al Dios griego de la Paz, Jano
- GERMAN: guerrero
- GODOFREDO: Que vive en la paz que da el Señor
- HIPOLITO: El que conduce a sus caballos y se lanza a la batalla
- HONORINA: Derivado de Honoria. La que merece honores
- INDALECIO: Fuerza
- JESUSA: mente de pensamiento impaciente
- JOSEFA: Dios proveerá
- JUSTINO: Recto, justo
- LEON: Aquel hombre audaz, imperioso y valiente
- LUCIANO: El que resplandece
- MARCELINA: La del martillo
- MARCIAL: guerrero que procede de Marte o nacido bajo el signo de Marte
- MATIAS: Don de Dios
- MAXIMINO: El más grande
- MAXIMO: El grande
- MODESTO: Humilde
- OLIVA: La que porta el olivo de la paz
- ORENCIO: Aquel venido de oriente
- OVIDIO: Relativo a la oveja. Pastor.
- PACITA: La de Palacio
- PATROCINIO: Nuestra Señora del Patrocinio
- PLUBIO: Mente de pensamiento impaciente
- POLONIA: Cagalera mística
- PORFIRIO: Aquel vestido de color púrpura
- REMIGIO: Aquel que navega a remo
- ROGELIO: Aquel de la espada aclamado en la batalla
- ROSAURA: Aquella que vive en un jardín de rosas
- RUFINO: Aquel que posee pelo rojo
- SATURNINO: Aquel que siembra para el futuro
- SECUNDINO: El segundo
- SEGISMUNDO: Aquel que protege para la victoria
- SERVANDO: El que observa, cumple, guarda
- SEVERINO: Severo
- SIXTO: El sexto hijo
- TEODORA: Regalo de Dios
- TORIBIO: El que hace los arcos.
- VICENTA: La vencedora
- ZACARIAS: A quien Dios recuerda


Amor, ¿Me acercas
el biberón?



domingo, 10 de agosto de 2008

6.6 (incluso menos)

Hoy hemos conseguido otro disco dorado, esta vez en baloncesto, seremos unos negados en balompié, pero somos potencias mundiales en otros deportes.

Hoy mi niña me ha hecho partícipe de una noticia que, si bien conocía la teoría que la provoca, hacía tiempo que no oía hablar de ella, hablo de la teoría de los 6 grados de separación.

Dicha teoría fue ideada por un escritor húngaro en 1929 en una historia corta llamada "Chains" (cadenas), y posteriormente fue tratada de probar por diferentes medios, uno de los cuales fue el más popular y relacionaba a todos los actores/directores/productores del cine mundial en menos de 7 pasos, usando la base de datos de Imdb.

La teoría expone que todo ser humano está relacionado con cualquier otro en menos de 7 "pasos" intermedios (o personas). Es decir, que tú, puedes conocer a alguien, que conozca a alguien, que conozca a alguien y ese alguien último puede ser cualquier habitante del planeta Tierra.


Como ejemplo me pondré yo mismo y pondré lo más sencillo para mí, actores y actrices:


- En primer grado está uno de mís tíos que trabaja en el mundillo del cine.


- En segundo grado se encuentran: Santiago Segura, Alex de la Iglesia, Alex Angulo, Pepe villuela, Fernando Amenabar, Nicole Kidman...


- En tercer grado son los actores actrices, directores que los de segundo grado conocen/han trabajado: Guillermo del toro, Wesley Snipes, Kiss Kristofferson, Ron Perlman, Gerard dePardie, Tom Cruise, Ewan Mcgreggor, Antonio Banderas, Melanie Griffith, Daryll Hannah, Danny Aiello, Javier Bardem, Elijah wood, John Hurt....


- En cuarto grado: Sigourney weaver, Bruce Willis, Harrison Ford, John Travolta, Uma Thurman, Sir Ian Holm, Sir Sean Connery, Alan Rickman, Ralph fiennes, gary Oldman, Lucy Liu, Morgan Freeman, David Morse, Judie Foster, Natalie Portman, Hugo Weaving, Macaulay Culkyn, Robert Duvall, Salma Hayek, Sean Astin, Cate Blanchett, Sean Bean, Orlando Bloom, Christopher Lee, Ian McKellen, Viggo Mortensen, Liv Tyler, Jessica Alba, Rosario dawson, Benicio del Toro, Rutger Hauer....
Y paso de poner más gente. Usad IMDB para ver en qué películas salen y con quien acabo relacionándome en el sexto grado, yo me he cansado.

Y en cuanto a política, mi abuelo fue a Alemania a trabajar, y de ahí a Angela Merkell no habrá más de 2 pasos XDDDD.


Cariño, la niña ha
vuelto del colegio




sábado, 9 de agosto de 2008

En algún lugar del arcoiris

Más allá del horizonte hay una tierra extraña, rodeada por altos muros que se ven desde las estrellas, más de mill millones de habitantes viven allí, pero ahora el mundo entero tiene puestos los ojos allí, debido a las esperanzas de muchos paises de llevarse el mayor número de discos de metal dorado en la competición de competiciones. Los Juegos Olímpicos.

Como probablemente Erynus vaya a hablar de forma extendida sobre ellos solamente diré sobre ellos que se originaron en Grecia, que hubo una época en la que se "perdió la tradición" y que un francés lo retomó para organizar los primeros JJOO modernos en el año 1.896 en Atenas.

Muchos deportes se han añadido desde entonces y hoy hemos conseguido la primera medalla en uno de ellos: ciclismo en carretera, y no será la única.

Uno de los acuerdos globales referente a los JJOO indica que cuando las competiciones estén dando lugar los conflictos bélicos se detengan "por educación" lo mismo pasa con Fin de Año y Navidad, pero, como ocurre en las reglas Piratas en Piratas del Caribe, la gente... opina que más que unas reglas son más unas "directrices". Ah, la semántica.

Pues sí, hay una guerra, y muy cerquita, en Europa, (vale, no es la única guerra que hay en el mundo, pero es la más reciente y cercana. No, la discusión entre el vecino de al lado y la loca del entreseuelo no cuentan). Rusia y Georgia están de hostias por un quítame allá esa Osetia y tras un día de conflicto ya hay más de 2.000 muertos.

Más cerca de aquí (a dos patadas como quien dice), se ha descubierto un posible golpe de estado en el territorio nacional en el que han podido derrocar al rey, poniendo en su lugar a un tipo gordo, calvo, barba de 3 días... a continuación os pongo una imagen de la tirada de nuevas monedas de €


La gente se aburre demasiado y tiene mucho tiempo libre XDDDD.

Y para acabar, algo de música.

video

viernes, 8 de agosto de 2008

Primer día en el infierno

Después de la insistencia de mi dulce amada, unas collejas, y una patada en el culo, he creado el blog.

Sed bienvenidos a este espacio de sufrimiento, delirios, sueños rotos y polvo que antaño fueron esperanzas. Las locuras y desventuras de un perturbado y relatos oscuros, tétricos, amargos (tened cuidado y no piseis a Cerbero está muy mayor y ya no es lo que era).

Pasead con la tranquilidad que da la eternidad entre este maravilloso mármol y las estatuas eregidas a los difuntos que nos acompañan, pues, cuando creas que no hay nada más que tú y el aire que te rodea, apareceremos de entre las sombras yo y las hordas de monstruos que hemos sido creados para tu desesperación.

Entonces, sabrás la verdad.

Tú eres uno de los nuestros.